ETERNO BORRADOR DE UNA MENTE SIN TALENTOS

Como caderear al ritmo del tun-tun o como desarticularse en un flash de neón en sintonía con el Dj, pero bajo el amparo del La Literatura: o de hacer cualquiera pero con cara de inteligente.

sábado, 20 de diciembre de 2008


Requiem para un 21 de Enero



Javier Eduardo Martínez Ramacciott.
De ahora en más, voy a hacer una cuenta regresiva. Empiezo con el número 32, y cada número contado es la eliminación de una letra de mi nombre completo. Empecemos: 31
En este momento, me llamo Javier Eduardo Martínez Ramacciott.
Espero, dentro de 31 días, no existir más.
O asumir una forma, trivial o escandalosa, pero distinta.
31, y contando…

11 comentarios:

Castro/Lalín/Erika dijo...

¿Un Ramacciotti autodestructivo?



Laura Dern

burbulina dijo...

J a v i e r E d u a r d o M a r t í n e z R a m a c c i o t t .

No pude evitar contar las letras de tu nombre!Creo que es una forma creativa de mantenernos pendientes de tu blog.Ah ver? A ver por que número va Javi ?

C a r o l i n a T i a n o S c h u l t z

Florencia dijo...

hey blogger agregame a tus linkd yo ya te puse en los mios!






FL*

The Priest and The Poet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zebra dijo...

Cuidado. No vaya a pasarte como en la novela de Millás, y cada letra de menos signifique, antes de tu completa desaparición, una pequeña pérdida.
Nunca se sabe el peso real que ellas tienen en nuestra existencia.

Lucas Moreno dijo...

Es una propuesta simpática. Desconozco que sucederá el 21 de enero porque no tenés perfil suicida. ¿Se va a cerrar el blog? ¿Hay vacaciones?
A propósito del suicidio, todos deberíamos planificar nuestra aniquilación con una anticipación de días por letras del nombre.
"Anuncio oficialmente mi suicidio y tengo X días para resolver asuntos pendientes..." Algo así debería elevar al suicida al estatuto de ciudadano ilustre.

Castro/Lalín/Erika dijo...

¿Dónde mierda está Ramacciotti?




Laura Dern

Anónimo dijo...

se te extraña mucho, demasiado por acá

Javier Martínez Ramacciotti dijo...

Lo que suceda el 21 de enero, sucederá. No se trata de un mecanismo de intriga para retener espectadores. Acaso sea el último avatar de un juego, pero nada más.
Lo que suceda el 21 de enero, sucederá.
Quienes tengan que enterarse, así lo harán.
Sólo una etapa más de una mutación.

El anacoreta.

P.d: Ah! A mi manera, soy feliz. Y como perdiz...

Gaby dijo...

humm nos vamos, pero las letras dibujadas en la pantalla hablan repetitivamente, ritmicas, ... una vez, cuando era chica (alguna vez lo fui) el tecleo dela letra "o" repetidas veces hasta que se acaba la tinta de una vieja olivetti de mi mamá me hacia sentir el desvanecimiento o el encuentro (ya no me acuerdo, si se la cagada que me comi ese dia), o... como la imagen de fotografía que has puesto de E. Mudbridge (no se si lo escribí correctamente, tampoco tengo ganas de buscar hoy 1ro de año) igualmente si te interesa su trabajo de regsitro del movimiento, tengo todos los archivos, estoy preparando un homenaje a este gran investigador visual.
Besos, feliz año anuevo.

Anónimo dijo...

Eres licenciado?soy de México y estoy buscando a una persona que conocí hace muchos años pero que deseo volver a ver. Si tu respuesta es si, publica otro comentario con tu respuesta y si es no, de todos modos gracias.