ETERNO BORRADOR DE UNA MENTE SIN TALENTOS

Como caderear al ritmo del tun-tun o como desarticularse en un flash de neón en sintonía con el Dj, pero bajo el amparo del La Literatura: o de hacer cualquiera pero con cara de inteligente.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Signos vitales: Javier Eduarado Martínez Ramac
-31,30,29,28,27...-

/5/-serie inconclusa-
Sueño con un elefante que se ahorca con su propia trompa.
Una y otra vez.
Al frente, un grupo de cazadores miran, azorados.
Que en nuestra casa reine el olvido,
que las palabras sean imanes sin magnetismo,
y no retengan nada.
El elefante cae en una laguna verde de terciopelo,
el agua se cierra sobre su cadáver.
Como un parpado del tamaño del universo.

sábado, 20 de diciembre de 2008


Requiem para un 21 de Enero



Javier Eduardo Martínez Ramacciott.
De ahora en más, voy a hacer una cuenta regresiva. Empiezo con el número 32, y cada número contado es la eliminación de una letra de mi nombre completo. Empecemos: 31
En este momento, me llamo Javier Eduardo Martínez Ramacciott.
Espero, dentro de 31 días, no existir más.
O asumir una forma, trivial o escandalosa, pero distinta.
31, y contando…

martes, 16 de diciembre de 2008

New Córdoba
-residuos-
/1/
Aunque nunca deje de haber circulación por la
Bv. San Juán, en este momento el ruido se acerca a su
grado cero, ese limbo final que si se trasapasara, algo
vaya uno a saber qué, pero algo se marchitaría. Una bocina
agita el vidrio que separa el living del departamento de su
balcón, y entonces, Adrián, en cuero y boxers rojos, hace un
ademán de moverse. Pero no, no se mueve. Aplasta el cigarrillo,
se tapa los oidos con las dos manos, grado cero, nada cambia.
Al menos no afuera, al menos no en el boulevard.

/2/
Vive en un departamento en Nueva Córdoba.
No estudia nada.
Es de aquí nomás.
A veces cuenta en boliches, mirando fijo a los ojos,
que cursa medicina, que es de Orán, que extraña mucho,
que no le alcanza la plata para el mes, que le costó acostumbrarse a
la soltura de los cordobeses, que dos veces a la semana llama por telefono a
su mamá, que ayer le avisaron que su hermana tiene hepatitis, que viaja pronto, y
mirando a los ojos, cuenta, cuenta en boliches, y ya se lo ve cansado, viajando.
Pero Adrián no estudia nada, es de Córdoba Capital.
Eso sí, su hermana tiene hepatitis. Pero él no va a ir a ningún lado.

/3/

Instrucciones de la siesta:
Buscar la seda, picar la piedra, armar el faso, ni muy grande ni muy chico
poner el Dvd de DragonBall Z donde Gokú por primera vez
logra tomar la forma de un Super Sayayin; tirado sobre el sillón, hace secas al faso
hipnotizados sus ojos no se despegan de la pantalla de la notebook, ni una vez.
A las siestas, todas, o casi todas, mira el mismo capítulo repetidamente,
flashea con una fuerza que le hinche las venas, que le haga tirar chispas de colores por
los costados del cuerpo, una potencia que lo reconcilie con una genealogía como a Gokú,
flashea, y se dormita dejando caer una tuca sobre las baldosas.
El Dvd se corta cuando Majin Boo, obeso, ridículo, sin pasado, fofo, está por derrotar a Gokú.
Hay cosas que ni Adrián está dispuesto a ver, no sin pagar demasiado.


/4/

Tres Rivotril, al lado, una lata de Speed.
Experimentos.
Acelerar para ir en un continuum de frenesí como una bicicleta sin freno por una avenida en bajada, y, luego, mezclar ritmos, trabar el paso, como si estuviera mareado, o, acaso,
confundido sin reconocer su propia habitación, unas tetas asomando entre las sábanas, al lado
el rostro barbudo de un tipo, su pija haciendo carpa, y Adrián que no recuerda a ninguno,
pero no le importa.
Tres rivotril, una lata de speed, tres amnesias en un colchón.
Experimentos, experimentos sin conclusión.


/5/

El edificio tiene trece pisos, cada piso cuatro departamentos.
El número cábala sería, por multiplicación, 52.
5 personas murieron cuando 1 ascensor cayó del 6 piso,
por una falla eléctrica que el dueño debería haber reparado hace 3 meses con
suficiencia por los 60 pesos que pagan los inquilinos todos los meses en mantenimiento.
52 son las veces que podría hacer esa cuenta, 52 veces quedaría igual de anecdótico.
Números, números y cuentas son las vigas sobre las que se mantiene en débil flote
Nueva Córdoba.


/6/

Lo sencillo:
Sentir pena, lástima, tristeza, empatía por Adrián.
Lo rugoso:
Intuir, dar cabida, imaginar una felicidad de dos ambientes en Adrián.


/7/

Bv San Juán y la cañada, cruz. Punto de observación.
Aurelio, tras sus bigotes canosos, describía postales de una rio suquía
sin cauce, desbordado inundando sus laderas, ahuyentando toda vida cercana.
Los bigotes, al llegar el momento de la comparación con la actualidad, se enervan
Y finaliza: “Aún espero que el río un día se vuelva loco, arremeta contra todo lo que tenga a los costados. Que no quede nada, ruinas, ruinas húmedas. Otra posibilidad. Otro cantar.
Bv San Juán y la cañada, cruz sin redención.
En dirección al Olmos un organismo parpadea luces, respira hablas sin tonadas.
El río, un hilito de meada de un sediento.

Postales desde el paraiso :)

sábado, 13 de diciembre de 2008


1968/2008: Bailemos en el bosque mientras la Revolución no está...¿la Revolución está?



Los Soñadores: París, 1968. Dos hermanos, y un norteamericano. Sexo, cine y ¿política?

"Sólo una cosa los estudiantes realmente conocen: el moralismo del padre magistrado o profesional, la violencia conformista del hermano mayor (naturalmente encaminado por la vía del padre), el odio a la cultura de su madre, de orígenes campesinos, aunque ya lejanos. Esto, queridos hijos, es lo que ustedes saben. Y lo aplican a través de dos inderogables sentimientos: la conciencia de vuestros derechos (se sabe, la democracia los toma en consideración sólo a ustedes) y la aspiración al poder. Sí, sus slogans mencionan siempre la toma del poder. Leo en sus barbas ambiciones impotentes, en sus palideces snobismos desesperados, en sus ojos huidizos disociaciones sexuales, en su rebosante salud prepotencia, en su escasa salud desprecio (sólo en aquellos pocos entre ustedes que viene de la burguesía ínfima, o de alguna familia obrera, estos defectos tienen cierta nobleza: ¡conócete a ti mismo y a la escuela de Barbiana!)."

Pier Paolo Pasolini. El PCI para los jóvenes!! : carta a los estudiantes del Mayo Francés.



Los Edukadores: film en la alemania actual. El viejo, raptado por tres adolescentes anti-sistema, en su adolescencia formó parte de las filas de estudiantes que tomaron las universidades.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Todo amor, nena, es político. Yeah!!





Lucha de clases/Clases de luchas

lunes, 8 de diciembre de 2008



Tríptico


el malestar de familia
nunca fue un grito de guerra,
tampoco una forma de la desesperación,
sólo hemos sido gente simple
tratando de dormir.
Pablo Natale


/1/

La habitación
de mi Bis-abuela
era un zurcido
de mal olores:
naftalina
orín de gato
pelaje sucio del perro
excrementos,
en los pañales de ella.
Sólo entré
una vez,
por una apuesta.
De noche,
dormía
roncaba.
Cerca,
dos cosas
pude ver:
su rostro caduco,
y
por primera vez
una dentadura.
No los olores tangible
no,
siquiera,
su mórbido rostro,
sino esa dentadura
se me hinca
en la nuca
cuando entro a ese cuarto.
Una cara es una interrogación,
un desafío,
pero un objeto,
un objeto es una afirmación
sin responsable.
Paraliza, un objeto,
la dentadura,
paraliza.
Y
quietos
somos presas perfectas.



/2/

Sentada,
en el centro del Living,
desatendida,
todos pasan,
nadie mira
ni nadie pregunta.
Tampoco
le pregunto nada.
Abuela,
registra, todo el día,
ll fluir de los familiares
sus diálogos.
En el centro,
olvidada,
jamás le voy a preguntar
nada:
en su voz resuenan los ecos
de todas las voces,
escucharla
sería
aspirar todo el polvo
debajo de la alfombra.
Cruzamos las miradas
sólo de soslayo.
A veces
cruel, desdentada,
me sonríe.
Yo,
no.

/3/

El gesto
perentorio
en Madre
de impaciencia:
la percusión, incesante,
con los dedos.
Doble, triple,
cuádruple,
click
para Abrir
un mundo que no es
sino
un archivo vacío.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Ley Saenz Peña

“La mente dice: creo en la reencarnación y confío volver como una peste que los mate a todos.” Carlos Godoy

Un ademán de levantarse,
pero no,
continúa anclada la vista en uno de los libros
en uno de los tantos que lo rodean
formando un aura pero sin espíritu,
Inútil, gris, arrugada, inútil.

La Revolución está a la vuelta de cualquier esquina

¿Mientras arrojaste por primera vez
el sobre con la boleta de tu elegido,
No pensaste que poner tres petardos
hubiera sido el gesto
más irreverente que vos, Joseph, hijo de las privatizadas,
Pudieras haber hecho en esta democracia?

Deletrea en un ritual sin estruendos
una y otra vez la misma frase
que lee de ese libro:
La Revolución está a la vuelta de cualquier esquina.

La misma frase, mientras su voz se encoge
y se arruga tras sus párpados dormidos.
una brisa entra por la persiana semi-abierta
alborota las páginas de todos los libros,
pero no pasa nada.

En el margen superior izquierdo,
justo por encima de la frase que tachó,
podemos leer en una caligrafía puntillosa:
¿Y qué si vivo en una ciudad de puras calles rectas y paralelas?

Lo que había que decir,
una vez más,
no se ha dicho:
Un engrudo de esquinas ensambladas se hace pelota en la garganta


Un ademán,
mientras Johnny Rotten alega por las grietas
de su grito de niño enfadado
algo que en cierto modo Joseph ya sabe,
There´s no future

Un ademán, un gesto,
aunque más no sea.

jueves, 4 de diciembre de 2008





"sí, el blog es una semiósfera hipertextual anti-logocéntrica"

domingo, 30 de noviembre de 2008

LOOSERS!!!!


Para cerrar el mes de noviembre, mi turno en el bolg de los perdedores:
/1/
Dan(Jude law) mira la cámara muchas veces, demasiadas. Primer primerísimo plano. El rostro no oculta la cámara, la deschava. O me mira, o se mira. En el lugar de la cámara hay un espejo. Se mira, definitivamente se mira. No existe un afuera para él. Se trata de algo pronto a ser digerido, metabolizado. Y, luego, nada. Luego: Dan.

viernes, 28 de noviembre de 2008

martes, 25 de noviembre de 2008

New Cba. Destino final.
-primera entrega-

/1/
Aunque nunca deje de haber circulación por la
Bv. San Juán, en este momento el ruido se acerca a su
grado cero, ese limbo final que si se trasapasara, algo
vaya uno a saber qué, pero algo se marchitaría. Una bocina
agita el vidrio que separa el living del departamento de su
balcón, y entonces, Adrián, en cuero y boxers rojos, hace un
ademán de moverse. Pero no, no se mueve. Aplasta el cigarrillo,
se tapa los oidos con las dos manos, grado cero, nada cambia.
Al menos no afuera, al menos no en el boulevard.

/2/
Vive en un departamento en Nueva Córdoba.
No estudia nada.
Es de aquí nomás.
A veces cuenta en boliches, mirando fijo a los ojos,
que cursa medicina, que es de Orán, que extraña mucho,
que no le alcanza la plata para el mes, que le costó acostumbrarse a
la soltura de los cordobeses, que dos veces a la semana llama por telefono a
su mamá, que ayer le avisaron que su hermana tiene hepatitis, que viaja pronto, y mirando a los ojos, cuenta, cuenta en boliches, y ya se lo ve cansado, viajando.
Pero Adrián no estudia nada, es de Córdoba Capital.
Eso sí, su hermana tiene hepatitis. Pero él no va a ir a ningún lado.

sábado, 22 de noviembre de 2008



/"...con la comida no se juega..."/


Encuentros dulces, dulces y quebradizos

Sobre la mesada de madera de la casa de campo de abuela, alguien
olvidó el platito con la manteca.
Desde ahí,
desde esa miniatura de plato
-apenas una nave voladora de aliens mascotas-
se podría detectar el irregular movimiento de un doberman
acercándose al gato,
el perro sube y baja de los matorrales altos, como unas contadas olas de petróleo.
La manteca, mientras tanto
se distiende, suda su materia amarilla.
Salta, el doberman
Salta, el gato.
Pero saltan uno hacia el otro
no huyen sino que se buscan, imanes domésticos
impredecibles.
Sobre las ya achatadas margaritas de abuela,
apenas se adivinan dos lenguas sobando pelajes, pelajes y pieles.
Desde ese platito ya no se los puede ver,
se pierden por debajo de la línea del campo visual.
La manteca, ella sí, puede testimoniar,
el calor, el viento, la siesta de Arguello
fueron volcando la materia derretida sobre la mesa:
gotitas, gotitas de agua de manteca van cayendo al pasto,
lentas, de a una, sin amontonarse
se turnan para contemplar la dupla animal,
abajo, allá en medio de tierra seca y pasto
Sí se aglutinan ansiosas por contarse lo que vieron.


Todo, dijo una abuela, sucede a la siesta cuando nadie mira.
Siestas dulcísimas, hermosas, quebradizas:
Membrillo casero cediendo al filo de un cuchillo caliente.

Gregory Colbert

viernes, 21 de noviembre de 2008

lunes, 17 de noviembre de 2008






















Let(p)rosos




Littles Gremlins reproduciéndose en los claustros.

Gremlins con una especie de estupor y alegría. Un incomprensible romper a reir



Si tribus bárbaras vienen cargando su propio delirio,su propio argot...


...¿arrastrarán consigo los edificios, o aprenderán su pedagogía?



Let(p)ros@s: seremos Gremlins con correas, loros con minúsculas deformaciones

o vamos a bailar sobre las ruinas que nos vieron crecer.

That´s all,dear!!!



sábado, 15 de noviembre de 2008

Ciao

/1/
Voy a escribir una carta
que no diga ni una sóla frase verdadera.
Cuando la leás
juraré que todo lo ahí escrito es mi más intima esencia.

Vas a llorar y abrazarme,
lo sé.
Y te voy a dejar,
eso también lo sé.

Tu confianza ilimitada me abruma.
Me entrega en las manos un poder que no sé manejar.
/2/
Vas a llorar,
contarme las mil y una historias de tus fracasos.
Veo ya una lágrima bordeando la comisura izquierda
perderse por esa grieta,
una lágrima chupada por un vacío húmedo.
Vas a llorar
voy a pensar que todo entre nosotros
fue armado para esa lágrima.
Y voy a sonreir,
que es lo único que sé hacer
cuando no hay nada que hacer.
/3/
Sonreir.
Tirarme sobre las baldosas del patio de invierno.
Recordar una escena,
ponerle una canción
una que no pegue con el ambiente.
Sonreir.
Siempre te molestó eso,
la sonrisa desubicada,
una felicidad en sobredosis.
Sobre las baldosas
pienso
que no soy feliz y sonrío.
Es lo único que sé hacer
cuando no hay nada que hacer:
surfear por las leves superficies de nuestras ruinas.
/4/
Un poema
que hable de vos y de mi
pero sin nombrarnos.
El único modo de entrar a una habitación
es primero saliendo de ella.
/5/
Las últimas formas siempre se retardan
suspenden el tiempo antes de desaparecer.
Por los parlantes
escuchamos
“Stairway to heaven”
Hay una dama que asegura que todo lo que brilla es oro
Y está comprando una escalera al cielo
“Adiós” significa encomendar a alguien con una divinidad.
Así que mejor te digo “chau”
que no sé lo que significa.
Yes there are two paths you can go by
but in the long run
There's still time to change the road you're on

jueves, 13 de noviembre de 2008

...Monólogo engrietado...

Madre:
y entonces estabas ahí acostado
acostado
tus párpados ni siquiera dilataban una espera,
imaginaba tus pupilas marrones
empujando su encierro
con la fuerza de un chico perdido en un barrio extranjero,
te decía palabras que en ninguna ocasión
hubiera dejado confesar,
y las pupilas que anclaban el tiempo
orquestaban un cronograma llano y mediocre.
y entonces estabas ahí acostado,
en coma alcoholica,
tus ojitos apenas intentaron zambullirse en su exterior,
tus pupilas levantaron y cayeron
como un disparo
como una disculpa afilada
como una pupila sin músculos por un coma.
Y
ahí
volví al viejo tic
de arrancarme pelos sin notarlo,
arrancarlos hasta llegar a la raiz de un miedo
cuyo rostro es un cariño
en coma,
en coma...

martes, 11 de noviembre de 2008






"1,2,ahí viene por ti;3,4,cierra la puerta..."
-darks escenes-

La cabeza de un conejo violeta al lado del bolls,
lutos de un barrio residencial.

Serruchea la estabilidad de la ropa
que la señora de la casa intenta colgar
en el tendedero
una ventisca cuya forma
-suponiendo que la tenga-
sería la de un bailarín clásico
en su etapa de decadencia en la carrera.

Al lado de la cabeza,
un brazo amarillo de un osito,
la pierna izquierda de un canguro colorado,
el torso marrón de un caballo.
En la habitación contigua al tendedero
un nene apoya la cabeza sobre uno de los ángulos de las paredes,
en línea diagonal
una tele sin volumen reproduce un videocasette.
La señora entra al living-comedor
justo cuando el nene voltea y ríe:
una mano señala la T.V donde se ve "Martes 13"
la otra, el enchastre de cereales destrozados en la mesa.

La ventisca otorga una tregua de un minuto al cordel con ropa.
Luego,
arremete tirándola toda.
Su forma
-imaginémosla-
sería la de un maratonista con cara de niño
riendo a carcajadas
al romper la cinta de llegada.

Lucas Moreno: D.G 29

jueves, 6 de noviembre de 2008

La Rabia es una fuerza que sólo potencia.
Tanto el Rabioso como su objeto
hacen metástasis,
se inflan como bombuchas.
La explosión es quizá lo más divertido.
¿Hacia qué fraseo conduce la Rabia?
Un nene una vez,
se puso rojo ciruela,
quiso putearme como nunca nadie lo hizo.
un chillido como de alfiler le raspó
las encías,
luego se desmayó.
Lo miré por veinte minutos,
el sol le exponía su ombligo sucio,
y al despertarse me dió la mano como para que lo levante.
Lo dejé caer.
Reí como un arlequín faseado.
Otra vez,
un nene se puso rojo ciruela...
No sé a donde iba.
Ah!
La Rabia es sexual.
Dicho lo cual,
odiarme y expresarlo
no es una buena estrategia.
¿Que qué es esto?
En la maternidad nacional
una chica de 16 años
tiró al bebé apenas se lo pusieron en su mano.
Madre
lloró,
ella cree en la bondad.
Cuando me lo contó,
sólo pregunté
si sabía lo que era la Rabia.
Madre cree en la bondad.
Pienso en el bebé podrido en algún basurero.
En cuánto tiempo lleva
llenar una bombucha hasta que reviente.
Pienso
No pienso.











miércoles, 5 de noviembre de 2008

lunes, 3 de noviembre de 2008

Si mi blog fuera mi Diario personal, escribiría:

-Me levanté con una resaca terrible. No sabía si era por la cerveza, el fernet, o la mezcla. Luego consideré que podía ser por la patada en el orto que me dió ella.
-Fuí al departamento de una amiga. Me hizo una terapia intensiva, me dio de alta. La quiero mucho más que lo que dice "la quiero". Me dejó dos cosas en claro. Primero: al final, entre todo soy una buena persona. Segundo: la resaca era clavado por la mezcla. Nada más.
-Llegué a casa, y comí una patitas de pollo. La panza me hacía retorsijones. Decidí tirarme una siesta. Soñé algo banal, y terrible. En un pueblo toda la población me perseguía. Creo que había cometido una transgresión, o era un mutante. Una de dos. Escondido en los arbustos de la plaza, llamé a alguien, y una voz robótica me contestaba: "el cliente no es un abonado al servicio..." Derrotado, entre risas y escéptico, salía del escondite, me entregaba a la muchedumbre. No hacían nada. Ya no me querían linchar. "así no. Así no vale la pena"

Si mi blog fuera mi Diario personal, escribiría eso. Pero no lo es.
Y mi vida no es tan interesante.
La tristeza es un puntito negro. La felicidad, la felicidad es un continuo. Eso está bueno.




Magio "bla bla" Pop cordobés que me hace bien

viernes, 31 de octubre de 2008





A_ Lo extraño de cuando era niño es que no lo sabía. Sólo accedo a mi infancia cuando soy desterrado de ella.

B_ A mi primer perro, un ovejero alemán, le puse King. No lo supe hasta ayer, madre me contó que era hembra. Hoy, si fuera chico de nuevo, le volvería a poner King.

C_ Lo tenebroso de mi infancia fue que hubo muchas ocasiones en donde me porté como un adulto. Lo tenebroso de la escritura, es que encauza esas dos dimensiones, sin escoger ninguna.


A los 8 años, a tres cuadras de mi casa, vi a Padre salir de un departamento con una señora y tres nenas, todas rubias.
Madre nos había llevado en el auto a mis hermanos y a mí, a escondidas, siguiendo a papá. Sé que no entendía del todo lo situación, sé que mis hermanos más chicos tampoco. Madre estacionó detrás de un camión que distribuía lácteos, lo suficientemente grande para taparnos. Me pidió, sin explicarme nada, que bajara del auto y fuera hasta la casa de frente amarillo, la del garage semi-abierto. No pregunté nada. Un guión callado, una mano invisible, curtida, violenta, movía cada parte de los cuerpos. No pregunté nada, no afirmé nada. Descendí, caminé hasta la casa lindera del departamento, y los ví. Padre, sonriente, de la mano de una señora teñida de rubio, detrás de tres nenas, rubias ellas al natural. No sé si él me vió, pero inmediátamente dió una media vuelta y se metió al Depto.

Volvíamos en el auto. Hermanos jugaban al piedra-papel-tijera. Creo que siempre ganaba Hernán. ¿O era Melisa? No sé, perdían los dos, digamos. Los tres. Los cuatros. Volvíamos. Al llegar a casa, madre mandó a los chicos adentro. Una vez solos, me preguntó qué había visto. No miraba al asiento trasero, ni por el espejo retrovisor. Sus ojos estaban puestos a lo largo de la avenida que termina en la entrada del pueblo. O en la salida, según como se vea. Qué viste, Javi. Sé que no entendía la situación, sé que mis hermanos más chicos tampoco. Creo, ahora, que Madre aún menos.

No ví nada, mamá. No vi nada.

Piedra/papel/tijera.

martes, 28 de octubre de 2008



Como me dijo Álvaro en el primer evento: ¿qué mejor cosa se puede hacer un domingo a la tardecita que metegol, cerveza, algo de arte y sobre todo mucha gente copada para hablar? Nada. Los veo ahí!
"...el que llega último pierde..."
-retrato sin fe-

El movimiento:
una señora con una batón estampado en flores amarrillas
el paquete que se desliza por la hendidura de la puerta

-raspado en el mármol, los únicos sonidos que escuchamos,
los que vienen de afuera
los únicos que merecen escucharse-

El movimiento:
tritura el papel cartón con una fuerza
que no proviene
que no puede venir
de esas manos machacadas, pliegues de los años

-dos perros ladran a los costados
a veces los fantasmas
son tan mundanos que los saludamos sin darnos cuenta-

El movimiento sin meta:
cae al piso el contenido del sobre
también los brazos descienden en sintonía entre ellos
una brazada de fatiga en una piscina de arena.

-la pantalla del televisor
no reproduce ningún programa,
duplica sobre fondo negro la escena,
testimonia en silencio-

La quietud:
sobre el piso con residuos de tierra, de negligencia
una fotografía en sepia
la imagen está corrida o fuera de foco
pero es antigua.
Una niña sobre los hombros de un señor rústico
colinas, animales de granja, una tormenta avecinándose.
Todo fuera de foco.

A pesar de todo
en el pesar de todo
esa felicidad
que aún, a veces, podemos intuir.

viernes, 24 de octubre de 2008




"Había una vez...truz"

-crónica mínima-


/1/

Frente a su cuerpo tendido en la baldosas
un tacho de plástico,
en un ángulo izquierdo superior una rajadura
baja sin dirección precisa,
unas veces dibujando como una “S”
-una danza árabe detenida en una fotografía-
otras veces una línea recta que desciende sin prisa
-un suicida reflexivo, procesando su caída-
Sus dos manos recorren por el aire
esa geometría en transe,
mientras el pastor alemán lame sus bolas.
Si se pudiera,
habría que interrogar al perro por su mirada desatenta.

/2/
Insiste,
ahora tendido en el parqué del living,
con hacer prácticamente nada.
Las persianas fiscalizan la gradiente de luminosidad
que dispondrá la visibilidad del cuarto.
Una morosidad extendida emerge como la invariante,
apenas unos contados muebles,
semi-circunferencias de luz,
y un tipo recostado en el piso.
En la pantalla del televisor
imágenes se amontonan sobre otras,
un collage distiende las fronteras de los cuerpos fílmicos;
puso la película,
apretó rewind y empezó a tomar latitas de Speed:
sus músculos con espasmos de aceleración
observa una historia remontarse hacia atrás,
piensa que con la paradoja de los ritmos se está burlando de algún destino,
mientras en la otra habitación
el pastor alemán sigue lamiéndose las bolas
y el tacho cada vez se agrieta más.
El tiempo continúa su paso de pingüino asfixiado,
lo que ocurre en las personas
siempre ocurre a su costado.

A los 16 años,todo cambió,salvo el ridículo

lunes, 20 de octubre de 2008

"Vas a ver que tras el arco iris, Javi, hay un duende..."
-Filosofía política sin libreto-



Una revolución
un éxtasis pero sin rostro ni rótulo,
un deja vú inédito.

Se convive con la trémula respiración
de diez nenes de arena,
sus miradas son horcas
van degollando en silencio la consistencia
de las cabezas.
Diez nenes de arenas,
cada uno ubicado en el punto más hondo del mundo
bajo incipiente lluvia
lanzando sus miradas filosas.

Abismales éticas tejiendo capullos de seda para la larga mutación.
Un deja vú sin pasado.

Una revolución no-proletaria
una revolución no-peronista
una revolución no-burguesa
una revolución no-queer
una revolución no-estatal
una revolución no-continental
una revolución no-esteticista
una revolución no-planetaria

Un deja vú siempre desconocido

Una revolución
que devuelva la dignidad de caminar para atrás como los cangrejos,
o de estancarse en un punto como el colibrí mientras aletea
o simplemente colgar de una rama hasta caerse como el Perezoso;
devolver la antesala de los nombres y sus cauces
como si el bautismo fuera siempre ese ritual
que algún pariente retarda.
Una revolución como ese pariente bobo y desorientado.

Una revolución
sin rostro
un deja vú inaudito que nos susurre al oído
que algo hace ruido:
el gato de la Matrix.
Digo revolución, y si hay eco
es porque la miseria es siempre un efecto.

viernes, 17 de octubre de 2008



"...tortita de manteca,para mamá que le da la teta/tortita de cebada,para papá que no le da nada"

-épica filial-


/1/
Orán es un calco de otro pueblo que no conozco:
San Ramón de la nueva Orán.

Al costado de una ruta,
el Renault 12 decompuesto
cerca de las salinas de Santiago.
Un chico
acostado en un suelo sin vegetación
pierde su mirada en el
juego marino e ilusorio
de los suelos blanquecinos.
Efectos de superficie
distensión al costado de una ruta nacional,
de una familia que discute,
al costado de su propio cuerpo.
El niño
cierra cansado los párpados,
no tiene sed ni ansía nada.

/2/
Antes,
hermana pregunta por qué
“de la NUEVA Orán”
Las ventanas están a medio abrir
y el viento distorsiona las voces,
el diálogo se entrecorta
las voces son mitad palabras
mitad un sonido de ramas quebrándose.
Ya no hay radio y no hay cassettes
no hay animales
no hay árboles
ni pueblos.
En el sopor de ese destierro
hermana dormita mientras madre responde su pregunta.
Cada cosa parece enroscarse en su intimidad,
y sólo sonidos agrietados
arrullan tanto desierto como canción de cuna.
/3/

El Renaul 12
recupera la marcha.
Otra vez sobre la ruta
somos nuevamente un destino,
Córdoba.
Atrás tuvimos que dejar
,por sobre peso,
Kilos de choclo que traíamos de Jujuy.
Sé que no es lo único que despachamos
que en un viaje cosas se van perdiendo:
Choclos,
departamentos,
padre,
amigos,
vida.
Algún día haré el camino inverso por la Ruta 9.
Voy a buscar la potencia de esos choclos
dejados al lado.

/4/
San Ramón de la nueva Orán es una ciudad en deuda
con un pueblo en algún rincón de España.

En el viaje a Córdoba
en las fronteras de Orán
el niño tuvo una decaída de su fiebre,
y vió tras el auto
una manada de enfants sauvages
hombres-lobos, primates sin lengua
enanos de mirada desaforada, perversa
arreciar con toda la ciudad.

No tuvo miedo,
un amor de extranjero lo cobijaba
en el estomago de su madre.

Bautismo involuntario

miércoles, 15 de octubre de 2008



...Nueve,diez! El que no se escondió se embroma

-Alegoría familiar-


Ninguna fábula debe tener monstruos con rostro humano


Al frente del Monoblokc

donde vivíamos

hay un baldío al que le clavamos dos arcos,

al lado, una casa en construcción abandonada.


Ningún cuento de hadas puede relatar dolores profanos


Varias veces la pelota

caía en ese edificio destruido y penumbroso,

siempre iba yo.

Una vez mandé a mi hermano menor,

volvió sin la pelota

y en completo silencio.

Camino recto hacia nuestro departamento.


Hace dos días

recordé el suceso,

le pregunté qué había visto.

"nada, javi, no ví nada.

Eso fue lo que pasó"


Los niños mueren,

mi hermano murió,

cuando descubren que la magia es algo que nos fue quitado.


sister and brother

sábado, 11 de octubre de 2008



Juguemos a que el lobo no está

-mito personal-



Morir es un verbo imposible de conjugar.


En Orán,

siestas continuas y sin frenos de verano,

38 grados

y un juego que inventamos con Gonzalo:

uno propone al otro el fallecimiento imaginario de alguien,

luego se actúa la reacción.

El juego duró una sesión.

se muere tu mamá

La sensación de aplastar una uva sin culpa,

así fue mi piña sobra la cara de Gonzalo.

Orán,

anocheceres con olor a pasto quemado,

30 grados.


Nadie muere solo.

Toda muerte es plural.

Hermana-piano-vieja navidad

jueves, 9 de octubre de 2008



Reprobé Composición en la secundaria,y aquí estoy.


-lo real es lo que se escribe, lo que tiene sonido-






/1/
Escribe “París”
en el buscador de google
no sin antes hacer un clic en el redondel que
deschava sus incapacidades en otros idiomas,
luego golpea ansioso
el botón de Enter
y constata que existen
19.300.000
(diecinuevemiltrecientomillones)
de links con ese nombre.
En ninguno
encuentra un poema donde
se escenifique un encuentro imprevisto entre él y J.
Intenta escribirlo
y no puede.
Hace trampa.
Habla en tercera persona.

/2/
Cuando no se puede meter un gol con un Messi
se acude sin remordimientos a un Palermo.
La misma ética se traduce a la literatura.

/3/
Los espacios son finitos
-sentenció mi profesor de física-
si uno mete y mete y mete cosas,
algo escapa.
Pienso ahora que
si uno agrega y agrega y agrega cosas
no sale volando algo,
sino que el espacio mismo deja de existir,
se va por una tangente.
No tiene nada que ver,
pero también pienso
que si amontono palabras, ideas y sensaciones
mi brazo izquierdo puede salir eyectado hacia cualquier parte.
París, por ejemplo.

/4/
Si un defensor es claramente incapaz de marcar
a un delantero con más habilidad,
se le ordena que desde un comienzo le pegue patadas
en la pantorrilla cuando no tiene la pelota.
Que lo feo amedrente a lo bello por violencia minúscula y repetida.

/5/
Probá tirar pintura verde sobre un perro.
Por extraño que suene,
resulta un mutante.
No un perro verde,
un tercero,
un monstruito casero.


/6/
Rimbaud sentó a la belleza sobre su rodillas
y la injurió.
No hay problema al respecto,
la belleza siempre fue masoquista.

sábado, 4 de octubre de 2008

Las sobras de una cena nos mirarán desde su purgatorio
-Primera parte: versión preliminar-


Vino.
La puerta de mármol, chirrido de su abertura. Un rayo de luz, otro más, un tercero que amaga, entra, y termina de no pasar. Pero él, él sí entra. Vino, digo, aunque es raro. Raro sus zapatillas Adidas raspando el parqué del depto, su caminar de piernas cansadas, pesadas, ancladas a una gravedad, una fuerza que empuja desde un-muy-abajo; un tirón de un sótano vaya-uno-a-saber-dónde, pero profundo y semi-oscuro, seguro. Caminar, entonces, lustroso. Da una media vuelta, su brazo se alarga hasta el picaporte, empuja. La puerta de mármol, chirrido simétrico de su cierre- algo hay que hacer con esa puerta- Termina de caminar. Su cuerpo en el medio de la sala, un protagonista en una obra de teatro a punto de enunciar su parlamento. No dice, ni va a decir absolutamente nada. No hace falta comprobar. No, vino, y con eso basta. Todo lo que puede traer, lo trae en su cara sin semblante, ni tics, ni mirada. Vino, y es raro.


Vino.
Es extraño, y no tanto, pero digamos que sí, que es inusual. Porque Shorke murió ayer. Yo fui a su velatorio, hice como que lloraba, sí, me contaron que alguien vio que dos lagrimitas algo verdosas, penosas, hacían reconocimiento de territorio por mis pómulos. No les creo, no son mentirosos, pero los espejismos existen. No confío, sería mejor decir, no confío en sus relatos, sobre todo porque no estaba triste frente a su ataúd; era mi amigo, ni lo niego ni lo dudo, pero en mi esternón no tenía un hovillo condensado, sino un tejido deshilachado al viento. Tenía muchas ganas de cantar el himno de Croacia, un himno que con Shorke jamás escuchamos, pero que en unas de las tantas siestas a la vera del arroyo Trístesis inventamos sin pudor, con malicia agregaría. “Croatas de mierda, se creen raros por tener nombres fuertes, y guerras de colores lindos.” Ni Shorke ni yo sabíamos absolutamente nada de Croacia, pero desde que escuchamos por primera vez en segundo grado unos cuantos datos aislados-su nombre, sus guerras, algo de su geografía-, decidimos con alegría odiar ese país. Y, por eso, retomo, tuvimos que inventar su himno, con una malicia de mirada lateral, de gato que salta desde una esquina para arañar mientras revolotea su cola de contentura; al costado de Trístesis, mojando los pies, Shorke gritó para nadie, pues nadie había salvo yo, y no era necesaria la exageración ante mi presencia: “Croatas de mierda, se creen...” Y empezó a chapotear en la profundidad del arroyo, en su profundidad cínica de diez centímetros, mientras sus pupilas azul marino rebotaban por toda la libertad de los ojos, chocaban sin sentido como pelotita de tenis yendo de un lado del campo al otro, solo que a veces esa pelotita se estancaba en un punto y seguí en movimiento; como Shorke, que podía estar inmóvil, y sabía que todo se movía, que todo era sismo; como el arroyo que no necesita congelarse para ser una fotografía; o como la ciudad-pueblo donde morimos y vivimos, que cumple aniversarios de fundación pero que yo sepa siempre se mantuvo en una fecha que confirma cada vértice de su arquitectura; todo está inmóvil, anclado en un punto donde la gravedad se pasa de mambo, pero que a su vez retiene una vibración espantosa pero trivial. Como un himno, desde las pupilas de Shorke hasta la Ciudad-pueblo, todo acá es una potencia con sobrepeso, una potencia cuadripléjica. Una vida que se arrastra.

Vino, vino Shorke. Y ahora parado en el centro de la sala, en medio de una semi-esfera de luz, comienza a entonar nuestro himno de Croacia. Un zombie en mi depto tarareando un himno inventado sobre un país del que nada sabemos. Pienso: algo tengo que hacer con el chirrido de la puerta de mármol. Shorke se desamya, un lento aroma a putrefacción se asienta en los muebles. Tiro unas sábanas sobre su cuerpo sin orden. Algo tengo que hacer con esa puerta. “Vendrán marineros con ojos negros/y una sirenas con piernas y vellos/ vendrá una aluvión de tierra de calle sin asfalto/ y nos petrificará en medio de nuestras llanuras/ ¡viva nuestra Croacia!/ en el poco tiempo que le queda...”
Así empezaba nuestro Himno. Pero en una entonación que nosotros compusimos en el arreglo de nuestras voces, pero que creo no podría reproducir. Sería algo así como un duende cantando la Marsellesa. O una madre llorando a su hijo muerto de sobredosis, mientras por lo bajo mi risa repiquetea en la madera del cajón. Algo así. Pero nada que ver, también.

En resumen. Shorke vino. La puerta chilla. Y el ocaso de Croacia, ahora, es inminente.

jueves, 2 de octubre de 2008

THERE´S NO FUTURE...FOR ME!!!

Hubo una época donde "el escritor" era el-gesto-de-su-ausencia; pero:



La poesìa en las Islas Caimàn




La poesía se bajó los lienzos

¡Pa vó, Darìo, metete la torrrre de marfil en el orto!
pero: yo no nací en esa época. El escritor resucita, zombie, y descerebrado
¡Viva la revolución!







lunes, 29 de septiembre de 2008

Krakatao: primera lección


“Run, Rabbit run/ Dig that hole, forgete the sun,/
and when at last the work is done/ don´t sit down it´s time
to start another one”
Pink floyd


/Amaneciendo/
Las definiciones
son dardos que siempre dan en la víctima.
La venganza de las víctimas
como zombies
engullendo
los cerebros, los dedos
y los deseos,
eso, creo, es poesía.

/Cerca del mediodía/
Si amás,
recordalo,
vas a estar perdido por los siglos de los siglos.
Si amás,
perdés.
Esta es la única enseñanza
que tenés que olvidar.


/Un bache en la siesta/
En el Desierto,
no es que no haya cosas en abundancia,
es que
de tantas y tan cercanas
nos cuesta enfocarlas.
¿O vos las ves,
Krakatao?
Cuando las veás,
algo de mi voz será
hilacha de tejido de abuela.



/El sol sin ser del todo sol/
Y
anotá,
Krakatao,
como última sentencia:
lo que pueda decirte de la vida
será siempre verdadero,
pero con dilay.


/A la noche cuando no hay hora/
Nada,
querido Krakatao,
nada de lo que te dije
es necesario.
Pero aquí hay algo por lo que es peligroso callar.
Algo como una Madre extendiendo sus piernas
y el aullido de un bebé
que trae en su boca
un mundo.

/Amaneciendo, con pereza/
Krakatao,
podés irte.
Si amás, estás perdido.
Y en las llanuras que se vislumbran
atrás de las sierras rocosas
hay silencio.
Mucho,
demasiado silencio.


domingo, 28 de septiembre de 2008

THERE´S NO FUTURE...FOR YOU!!!

(Los bufones no leen,

sino para despistar mientras

toman por asalto el reino.)



(Aún no lo logran.
Siempre uno deja resbalar un chistido
de risa de rata.
Lo seguirán intentando por lo siglos de los siglos,
o hasta que inventen un chiste mejor.)




viernes, 26 de septiembre de 2008

FUCKING POESÍA













La poesía




es




una taradez.




Siempre




,recordalo querido Sam,




siempre




hay otro tipo




que se queda con la mina.




Me cago en Borges que me confundió










martes, 23 de septiembre de 2008

EMO
EMO Morale
hEMOrroide
¿Somos EMO? PensEMO

¿Qué es una fuckin tribu urbana?
El oxímorno
no transmite nada.
Si al menos las minas anduvieran
con taparrabos
de hojas.
¿Qué es una fuckin tribu urbana?
Por favor, no respondan

sábado, 20 de septiembre de 2008

UNQUILLO

/1/


Según Abuela,


a su abuelo lo enterreraron en un cajón de madera podrida,


no en un ataud con relieves tallados


sino en un cajón con manchas de mohos;


su abuelo


-que vendría a ser algo así como mi tatarabuelo-


construía hornos de barro en Unquillo


pero no hablaba castellano,


y por eso nunca vendió ninguno:


de pobreza


-dice-


de pobreza y una tristeza muy grande se murió el nono.


A mamá hace unos años la escuché escondido debajo de la cama


que al abuelo de abuela


-que sería como mi tatara y el bisabuelo de mamá-


lo habían bajado de tres tiros en la espalda,


por un presunto robo.


Y por eso la miraban con desconfianza a abuela y


su relato.


Abuela dijo que su abuelo


murió


de tristeza y pobreza.


Y así fue.




/2/


En el cementerio San Jerónimo


mi familia tiene un nicho en el que hay cinco ataudes,


con un muerto en cada uno, solo que en uno


el muerto es un no-vivo,


o sea


un bebé que nació ya muerto y por eso mamá


siempre dijo que en sentido médico estricto


eso era un feto que salió como un bebé pero que no lo era.


Abuela llora cuando mamá afirma eso,


porque en ese ataud descansa el cuerpo de su


no-hermanita no-viva.


Abuela en puerta de casa rozando el lomo de Dolly.

/3/


Al lado de mi habitación


está la de mi hermana.


Todas las noches a las 3:30


paso por su puerta y me quedo mirándola fijo,


jugueteo a que no respira


-me tapo los oidos, no se sienten sus ronquidos ni los sollozos-


En una oportunidad,


a las 3:31 un trueno golpeteó como una fusta las persianas de su pieza


ella se levantó de un golpe y vio mi silueta ahí


estancada en el umbral de la puerta,


mi cuerpo sin respiración


fantasmal


muerto.




/4/


A mi tataraabuelo


le profanaron la tumba;


cavaron y encontraron su cuerpo ya putrefacto


dentro del cajón de madera.


No robaron nada.


Le cortaron el dedo índice


que días después apareció en una bolsa en la puerta


de la casa de Unquillo de mi tatarabuela.


Mamá cuenta


que se dice que el cajón estaba más intacto que cuando


lo enterraron.




/o/


En el fondo de la degradación lo que hay es sólo:


tristeza y pobreza.


Amén.


jueves, 18 de septiembre de 2008

EROTÓPOLIS- "este poema es un espanto", dicen.

"No nos une el amor sino el espanto" Georgie Borges
/mmm/
Anoche en casa de Maxi
no pude concentrarme en
el Winning eleven,
perdí una y cada uno
de los partidos que jugué;
anoche sólo pensaba en ella,
mientras ella de seguro
ni podía pensar en mí
ni lo hacía.
Eso nos diferencia,
eso
y que yo soy de carne
y ella de goma.

/pfff/
No desearás la mujer de tu prójimo
¿Las muñecas inflables tienen esposos?

/grrr/
Una sociedad sin reproducción
es la meta de cualquier revolución vanguardista.
La imaginación( de latex) al poder.

/grrrrrrpffff/
De adolescente
a la paja con forro le decíamos
“paja de lujo”
¿A quién temíamos embarazar?

/aahhhhhhaaa/
Si masturbarse es como escribir
(y escribir es, entonces, como masturbarse)
¿no te sentís un poco asquerosa
voyeurista
o excitada
en este verso que acaba?

lunes, 15 de septiembre de 2008

LA POESÍA ES UNA SINTAXIS DE LOS RESIDUOS

Porque a la noche
cuando la casa se apaga viene madre
se posa sobre un vértice de mi cama
acomoda la siempre mal tendida colcha
y arropa
me arropa.

Un día papá se fue y no avisó.
Madre se acercó como siempre
pero antes de irse susurró a mis oidos
Soñá cositas figuras que se
te tatúen en los ojitos al despertar
cosas bellas
Y posibles,
recordá,
bellas y posibles;
sino no valen la pena.

A decir verdad,
madre no dijo eso nunca,
y ya no es tiempo que lo diga
no me atrevo pedirle que cruce mi puerta
cuando pasa caminando hacia su pieza,
y ella de seguro mira de soslayo
algo de mi cuerpo crecido le causa leve temor.
Madre no susurró nada, para no mentir.

Pero un día papá se fue.
La casa se apagó como siempre.
Y madre pasó de largo a su habitación sin arroparme.

Cosas bellas y posibles.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

SAN RAMÓN DE LA NUEVA ORÁN

/1/
Las cañas de azúcar eran más altas
en el Ingenio, de chico
alguien contaba hasta cuatro
uno dos tres cuatro
y nos arrojábamos sin piel
a esa selva dulce.
La gracia no era encontrarse
sino perderse
perderse hasta temblar.
/2/
El Jinete sin cabeza
no sólo es una leyenda y
esa película donde Jhonny Deep
encandila a mis amigas nuevamete:
cerca del canal de Yrigoyen
contaban
al caer los soles de las siestas
rondaba algo como un gaucho descabezado,
y cuando esa tardecita se lo conté
a J.
aferró mi dedo índice con la fuerza
de un vacío.
Ahí la besé.
Ahí
sentí unos pasos arrastrados,
y ninguna respiración.
/3/
Si un señor cuenta
que en el fondo del calabozo de un Ingenio
duerme las siestas
un diablo que no habla ningún idioma,
y vos bajás y te encontrás solamente
con un perro hambriento que desmenuza
una hilo de ladrido entre
sus fauces huesudas,
jamás
jamás de los jamaces
te atrevás a pensar que el señor te estuvo mintiendo.
/4/
Madre insite en volver a Salta
visitar la infancia
repite como slogan
y no entiendo.
Nunca hay que volver
al menos no con el cuerpo.
Caminar por Orán, Yrigoyen y el Ingenio
y saber que sencillamete podrían
llamarse Cosquín, Villa maría, Viena.
Visitar
la infancia
y arrojarse
uno dos tres cuatro
Terminar encontrándose
reconciliación sin terror.
Y descubrir que uno es más alto que las cañas de azúcar.
No hay que volver
no al menos con cuerpo.

domingo, 7 de septiembre de 2008

990(poemas leidos)

Terminada la conversación alguien se nos acerca, camina con nosotros.(A mí).

- Y usted, ¿a qué se dedica?

- Soy poeta.

- Hmm (demostrando interés) ¿y de qué escribe?

- Cualquier cosa. Nada es importante.” Vicente Luy

“Escribir es una forma éticamente elevada de ejecutar venganzas mezquinas.” Pablo Natale


Metegol

08/09/99:

Salsipuedes,
vamos con papá al bar enfrente del departamento alquilado.
Tres escalones de algo que parece barro duro,
un barro cruzado por fragmentos de cal.
En el Bar todo se enlaza con todo
en un punto del tiempo pasado,
alguna fecha fundacional que no alcanzo a ver
y que debió haber sintetizado todo el brillo esmaltado
que ahora,
no sé,
no puedo constatar
pero que está:
en las figuras de cal de los escalones
en los retratos cubiertos de películas de polvo,
en el metegol antiguo.
Papá inserta la ficha y caen seis pelotitas amarillas,
empieza el partido.
No se puede distinguir entre los jugadores de un equipo
y los jugadores del otro equipo:
“¿Boca contra River?” pregunto
“Peñarol de Arguello contra quien sea”
responde desafiante mientras anota el primer gol.
Una sola anciana sentada en un banquito
canturrea un bolero sin letra.
Algo sobre el paso del tiempo,
o sobre que nunca termina de pasar.
Es lo mismo.
Papá insiste en una frase durante todo el partido:
“El metegol es un símbolo”
No levanta la cabeza ni filtra su mirada en mis ojos
cuando la dice,
dispara una voz desde atrás de su garganta
como desde la nuca,
y me distraigo en ese vibratto,
gol de él gol de él.
Abstraigo mis oídos, mi cuerpo
y soy sólo esa paleta de hierro que empuja las demás pelotitas
adentro de su arco repetidamente.
Gano.
Salsipuedes,
bajamos los escalones del Bar,
papá pisa demasiado pesado y destruye parte de esos montículos.
No vi marcharse a la señora,
no percibí el descenso de la tarde,
no puntualicé en el rictus duro de papá:
algo en ese Bar chupa la sensibilidad.
“¿Símbolo de qué es el metegol, papá?”
pregunto antes de subir al Renault 18.
Sus ojos, atravesados por un remolinete en descontrol:
“Esta llave de mierda que se traba. No jodás Javier”

Si alguien me preguntara porqué escribo poesía,
les relataría este suceso.



La voz


Abuelo
hojea La Voz del Interior,
y sin dejar de hacerlo
relata por quinta vez en la semana:
“yo jugaba al fútbol con mi padre
en el patio del fondo de casa,
a veces nos acompañaban sus amigos del Partido.
Una tarde, padre llegó acelerado nervioso
comenzó a enterrar folletos documentos sepias
papeles con dibujos arquitectónicos libros ropas y armas
en el sector del patio donde jugábamos.
El suelo, después, quedó con montañitas irregulares
bultos de tierras que dificultaban el pique,
hacían que la pelota rebotara
estancaba al partido.
Luego, no jugamos más;
luego, paulatinamente, fueron dejando de venir los compañeros de padre.
Luego, y para finalizar, no vino papá.
Patear solo no era divertido,
jugar sin nadie no era jugar
era recordar viejos partidos.
Además, claro, la superficie del suelo había quedado deforme, fea”

Abuelo,
atrás de sus bigotes despeinados, revueltos
deja caer el diario sobre mi torso sin remera.
Algunos titulares:

1_Numerosos pueblos se levantan contra las mineras que la Nación quiere explotar
2_ La violencia entre hinchadas sigue en aumento
3_Incendio: mueren tres personas y un boliviano.



Pienso que el mundo es raro,
y me causa cosquillas.




INSTITUTO

1
Instituto no tiene porristas
con tangas.
El cosmos es simple y justo.
Se merece el lugar en donde está.

2
Instituto se salva del descenso con pena ajena.
Y le seguimos diciendo “La Gloria”
Podrías ser patético.
Lo es.

3
La Gloria es una vecina mía con una prótesis,
solterona de 50 años,
con hijos cuyos rostros no recuerda,
y encima Católica.
Sería una gran metáfora para instituto.
pero es hincha de Juniors.

4
La poesía y el fútbol
no tienen nada que ver desde nunca.
Por eso quizá se llevan bien.

5
Esto no es arte.
Pero Instituto tampoco es fútbol.
Todo bien.


viernes, 5 de septiembre de 2008

HAY LUGAR PARA CUALQUIERA, SAM


1- Domingo, 17:oo Hs. En 990. Arte, fútbol y metegol. Cosas lindas. Y yo leyendo. En fin
2- Los espero




TEATRO / ARTES ESCÉNICAS Graciela Orellano y Mariana Maradona

Performance sobre texto de galeano, se aborda en un trabajo de interacción teatral y de expresion corporal la temática de cómo ha sido utilizado el futbol por la politica y la ideologia en la historia contemporanea

FOTOGRAFÍA Lola Gómez / Marcos Oviedo
Ensayos en blanco y negro. La esencia del Fútbol / Cuadrangular y Furia nacional.

TIC Espor
Camapaña publicitaria de concientización pro metegol.

LITERATURA (performance)Santiago Pfleiderer y Claudio Villarreal
"Mario Poe y el Metegol: apuntes para una historia inacabada…"
Presentación a cargo de los editores de un ensayo acerca de notas encontradas de un teórico cordobés del metegol. Su vida, su obra, trucos y trampas de metegol, todo al desnudo... menos los editores.

POESÍA María José Oldani / Javier Eduardo Martinez Ramacciotti
Poesía sobre metegol y fútbol. Todo que ver.

"Fútbol y género. Mi texto habla de una cancelación de un deseo (el sexual) a partir de la exaltación de otro deseo/pasión (el fútbol). Porque a veces, hablar de fútbol es un buen pretexto para hablar sobre lo erógeno. Sobre los cuerpos. Y sobre ese 'imaginario social' contruído con fragmentos de realidad, en donde el macho alfa, frete a la tele, un domingo de fútbol, prefiere aletargar 90 minutos (más tiempo suplementario) las ganas de coger."
(MJ Oldani)

VIDEO Juan Cruz Sanchez
Una aproximación subjetiva y parcial al metegol humano vienés.
Fotografía y video proyectado.

Raulov
"Fulbo" Videoarte.
La pelota y la historia argentina.

PINTURA/Cristina Di Salvo
Trabajo en Lienzo con pincel y espátula al óleo.Pintura surrealista que combina metegol y naturaleza muerta.

MÚSICA EN VIVO
Neocambalache/El Lisandro Ponzetti, el Marcos Luc y los de La Revancha, el Pablo Alvarez y el Pedro Quiñónez no saben definir muy bien lo que tocan. Supuestamente hacen folclore, rock y tango, pero... ¿cada uno o todos juntos? ¿o todo eso junto cada uno solo? ¿o algo de eso alguno de todos? Igual que la en la vidriera irrespetuosa de los compraventas de la zona del Mercado Norte se ha mezclao la vida. Dicen que la oferta es mas o menos así: Lisandro Ponzetti.Viene ahora con que quiere tocar en vivo los temas de él que grabó en el disco "Sin tierra", dice que quiere seguir con la canciones de protesta porque el voto no cambia nada y las canciones si.La Revancha Tango Tocará música del siglo XX con el repertorio de berretín, farolito y empedrao viejo que incluye en su último disco "Postales Urbanas".Marcos LucEl fundador de Ma'PerQué presentará su rock and roll, porque es suyo. Él es un inventor de rocanrroles y de originales historias que, si le crees, son increíbles.¡Muchachos! si las canciones cambiaran algo, estarían prohibidas …. Y bueno... si les creímos a los candidatos, cómo no le vamos a creer a los músicos.